Imagen principal

Consejos para tomar las fotografías de tu alojamiento


La parte visual es un aspecto sumamente fundamental, y el cerebro humano, según investigaciones, puede almacenar hasta un 80% de esa información. Dicho esto, puedes darte cuenta lo importante que son las fotografías a la hora de querer vender.

Por consiguiente, el objetivo de las imágenes en una página web de negocios, es hacer que el usuario se sienta atraído a primera vista por la marca, producto o servicio, y que sin haber leído de qué trata todo, la imagen le encante tanto que decida profundizar en el sitio web.

En efecto, las imágenes o fotografías del hotel tienen el objetivo de encantar para atraer a los clientes, si un huésped potencial ingresa a la página del hotel y se encuentra con fotografías borrosas, con poca iluminación, opacas, o quemadas, es decir, la luz satura la imagen, tenlo por seguro que no se imaginará pasar ni una noche en tus instalaciones.

Por el contrario, si al visitar tu página el cliente se encuentra con una colección de imágenes que le hacen imaginarse estar ahí, eso quiere decir que has logrado capturarlo, ¿y cómo sabes si lo has conquistado? fácil, se reflejará en las reservas.

Debido a ello, las fotos de tu hotel deben ser nítidas, con buena resolución, en las cuales se puedan apreciar las características de la habitación, que hablen por sí solas lo bueno que sería estar ahí, además de belleza, se debe transmitir calidez y confort. Si logras esto estás hecho.

Bien, para lograr lo mencionado anteriormente, te daremos una serie de recomendaciones para que lo logres. ¡Empecemos!

1. Orden y limpieza total

Siempre es bueno que te pongas en el lugar de un cliente, si tu fueras a hacer una reservación de seguro no te gustaría ver una cama arrugada, o una habitación insípida, así que deja la habitación como te gustaría que se viese si fuese para ti. Ten en cuenta que puedes colocar flores u otros objetos agradables, un poco de color y naturaleza siempre dará calidez y sensación acogedora al espacio.

Es importante que elimines cualquier objeto que sea distractor en la foto. Si tomas la foto y la imagen se ve sobrecargada, puedes quitarlo y luego que termines lo colocas. La idea es capturar una muy agradable imagen del espacio.

2. Iluminación adecuada

El huésped quiere ver claramente y a todo color, la habitación y el hotel en el cual se alojará, así que es indispensable que tomes las fotos durante el día, solo así saldrá una buena foto que muestre el espacio. Al mismo tiempo, puedes abrir las cortinas para que entre más la luz, en caso de ser demasiada puedes jugar con entrecerrar hasta que veas que la iluminación es la adecuada.

Para saber si la iluminación es la correcta, basta con que tomes fotos de prueba y así vas viendo cómo irían quedando.

También se aconseja no abusar de los filtros para las fotografías, hay que mantener la naturalidad, eso no quiere decir que no puedas usarlos, solo es recomendable hacerlo con precaución.

3. Enfoque, enfoque y enfoque

No hay nada más desagradable que encontrarse con la imagen de una habitación donde no se pueda ver que contiene, y con esfuerzo solo se puede percibir de qué se trata, o también está el caso donde ciertas partes quedan desenfocadas, en necesario que toda la imagen en su totalidad quede nítida. Hay que mostrarle al huésped lo bien que se ve la habitación donde estará.

4. Buenos ángulos para tomar la foto

Bien, para ponerte en contexto, el cliente siempre querrá ver la habitación por entero, es decir, ver dónde queda ubicado el baño, ver que tan espaciosa es la habitación, si tiene ventanas, o un balcón, así que en una sola foto debes capturar eso, para ello puedes pararte en la puerta, o en una esquina dentro de la habitación. Por otro lado, cabe agregar que lo ideal es tomar las fotos de forma horizontal, solo así la habitación saldrá por completo.  

5. Captura lo más bonito

Esto no quiere decir que vas a mentirles a tus futuros huéspedes, lo que harás es resaltar eso que tu hotel tiene y debe ser mostrado. Ejemplo, si tienes una gran zona verde llena de flores, debes mostrarlo, si tienes una piscina con un bar en ella, sin duda debes mostrarlo, si el hotel tiene restaurante, debes mostrarlo, y por supuesto los platos más coloridos y fuertes del menú.

Si tu hotel cuenta con jacuzzis, spa, gimnasio, zonas de lectura y demás, recuerda, debes mostrarlo. El objetivo es que el cliente vea de todo lo que se va a perder si no reserva contigo, aprovecha y enamóralo de tu hotel.

6. Por último, captura detalles

En un hotel siempre habrá elementos que son dignos de resaltar, ejemplo, una tetera muy bonita que se coloca en el desayuno, o que se lleva a las habitaciones cuando piden té. En este caso puedes colocarla sobre una mesa, al lado un jarrón de flores y las tazas relucientes del té, y si la mesita es de madera puedes elegir entre dejarla así o agregar algún mantel o individual que de un toque extra. Esto es a modo de ejemplo.

Otros detalles a capturar pueden ser, flores y libros que hay en una mesita, la vajilla que se utiliza para servir la comida, las clases de vinos que sirven y sus copas servidas, un plato muy colorido de frutas, la textura de un plumón o cobertor, entre muchos otros.

Sin duda tendrás muchas opciones para mostrar, eso que los clientes quieren y no saben que lo quieren hasta verlo. ¡Cada detalle cuenta!

Share